¡La escuela ya tiene agua!

Expectación entre los estudiantes

Ya ha pasado una semana desde el regreso de varios socios de la ONG James Moiben a España, después de haber pasado dos semanas de mucho trabajo a la par que de ilusión y de poder ver in situ uno de nuestros sueños, por el que hemos luchado entre todos desde el año 2.010 en el que se fundó la ONG.

Como muchos ya sabréis, estamos hablando del pozo construido hace unas semanas en la escuela. Pero el proyecto estaba a medias, ya que el agujero de 108 metros de profundidad estaba realizado pero carecía de la instalación adecuada para poder empezar a disfrutar del agua limpia y cristalina que hay en el subsuelo de la escuela.

Ya en Ziwa y como un buen equipo, todo el mundo se puso a trabajar para conseguir finalizar lo antes posible toda la instalación.

Se compró todo el material necesario para la extracción del agua y el abastecimiento de los depósitos en altura que se ubican en diferentes zonas de la escuela. También se dejó preparado una preinstalación de diferentes llaves para en un futuro cercano ampliar la red de distribución del agua y mejorar las instalaciones existentes.

El pasado día 4 de marzo, los técnicos de la empresa TransAfrica Water se pusieron manos a la obra. Después de todo el día trabajando, los saltos de alegría y los abrazos rompieron el absoluto silencio de la noche en Ziwa, ya que a la 1 de la mañana del ya sábado día 5 se pudieron ver las primeras gotas de agua. Caras de satisfacción y de ilusión entre todos los allí presentes, momentos muy emocionantes que quedarán para la historia de la ONG James Moiben y de la escuela James Moiben Education Centre.

Al día siguiente, trabajadores de la escuela, estudiantes y profesores, “jembe” (azada en Swahili) en mano, iniciaron la zanja de más de doscientos metros por la que posteriormente se colocarían las tuberías que distribuirán el agua por toda la escuela.

Varios días después, concretamente el jueves día 10 de marzo de 2.016, todo el mundo empezó a disfrutar del tan apreciado tesoro como es el agua ya en todas las instalaciones.

Quedaron cosas pendientes que poco a poco se irán completando, como la construcción de un tanque de hormigón que podrá almacenar hasta 30 m3.

Fueron días muy intensos, de mucho trabajo, pero después de todo, tanto Esther como Abel pudieron llenar las maletas de sonrisas y agradecimientos de toda la familia James Moiben y del pueblo de Ziwa. En nombre de todos ellos os damos las gracias de corazón por haber confiado en unos locos enamorados de Kenia que trabajan día a día para que los niños y niñas keniatas puedan labrarse un futuro digno.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Página Web de ONG Jaimes Moiben © 2014 • Aviso LegalPoítica de Cookies • Diseño Ayuve